external image image011.jpgAsexual significa que para reproducirse no hace falta la intervención de dos sexos. Además de tener reproducción sexual, las plantas también son capaces de reproducirse a partir de ciertas partes de su cuerpo, sin que intervengan sexos diferentes ni aparatos reproductores. Esta forma de reproducción se llama asexual.

Por ejemplo, la planta de la patata produce unos órganos subterráneos muy abultados: son las conocidas patatas. De cada patata pueden brotar plantas nuevas.

Autora: Lucía Martínez Ruiz